¿Se puede poner otra cerradura en una puerta blindada?

El número de personas que deciden solicitar colocar una cerradura de seguridad complementaria a sus puertas blindadas se incrementa exponencialmente. Si quieres reforzar la seguridad de tu puerta, entonces te interesa conocer cuál es la mejor opción para hacerlo.

¿Se puede instalar una cerradura en mi puerta blindada?

 

Para responder a tu interrogante, sí. Si puedes realizar esta operación, aunque no es recomendable. Más que por seguridad se trata de una cuestión psicológica, ya que muchas personas piensan que al poner una cerradura en su puerta se van a encontrar más seguros, esto no es cierto.

Lo primero que debes considerar es que tu cerradura principal esté lo más segura posible, y si no la puedes blindar, asegúrate que esté bien sujeta y no presente ningún fallo que pueda ser aprovechado por el ladrón para forzarla y entrar.

¿Pongo un cerrojo en mi puerta blindada?

 

Aquí la respuesta es un rotundo NO. No es recomendable poner un cerrojo en tu puerta, ya que la seguridad realmente te la ofrece la cerradura principal. Claro está, muchas personas sienten mayor seguridad al instalar un cerrojo. Pero se ha demostrado que estos cerrojos son seguros sólo a nivel psicológico, y no tanto por cumplir su función. No hay que dejar de mencionar que en algunas ocasiones sí que pueden evitar un robo.

Por otra parte, instalar un cerrojo no es recomendable ya que este tipo de puertas suelen ser huecas en el interior, y los tornillos no cuentan con un punto de anclaje real, debido a que el tornillo quedará ligado a un tablero pequeño de madera de aproximadamente unos 4mm, lo que con un fuerte golpe puede romperse.

Además se debe considerar que al momento de instalar un cerrojo en algunas ocasiones se podrán sujetar dos tornillos a la placa de metal de la puerta. Esto permitirá que el cerrojo brinde mayor seguridad y un anclaje perfecto con 4 tornillos.

No olvides que hay ladrones especializados y muy bien preparados puede forzar la puerta y abrirla fácilmente si se consigue con un cerrojo mal puesto, ya que no tendrá ningún impedimento para acceder a la vivienda.

Si posees puertas macizas, puedes instalar un cerrojo, estos son ideales para este tipo de puertas. Los cerrojos pueden conseguir la sujeción que necesitan y por ello sí que conseguirán una buena seguridad a la vivienda, así se evitarán muchos robos.

¿Qué debo hacer para tener mayor seguridad?

 

Lo primero que debes hacer es valorar si la cerradura que deseas adquirir te ofrecerá la seguridad que realmente necesitas o sencillamente será a nivel psicológico. Ten en cuenta comprar una cerradura que aumente la seguridad de tu vivienda, de lo contrario lo que estás haciendo es gastar dinero.

Asimismo no olvides que ninguna cerradura te proporcionará la seguridad que realmente necesitas 100%. Por esta razón siempre han existido los robos. Lo más importante es contar con anclajes de calidad y que sean resistentes a la presión.

Si ya cuentas con puertas de seguridad, es interesante que mires si las ventanas están seguras, muchas veces se pasa por alto y este es un buen punto para que los ladrones puedan entrar fácilmente a la vivienda. Esto sucede ya que muchas personas se enfocan sólo en las puertas y se olvidan de las ventanas. Ten en cuenta que una ventana sin reja puede significar un robo sencillo para cualquier ladrón. Si tienes duda de tus cerraduras, es recomendable que busques un cerrajero de confianza.